¿Qué es la temperatura del color de la iluminación y cómo podemos aplicarla?

La temperatura de color no es otra cosa que las distintas tonalidades que una luz puede tener. Es decir, si una luz ofrece unos tonos más amarillos, más blancos o más azulados. Esta temperatura se mide en grados Kelvin.

 

¿Qué temperatura es la más adecuada para cada habitación?

La luz cálida tiende a relajarnos y hacernos sentir a gusto, por lo que recomendamos esta luz en los dormitorios, salas de estar y en definitiva, en cualquier espacio que queramos hacer más confortable. Es muy adecuada también para halls y exposiciones. Por ejemplo, con una luz cálida, resaltamos los tonos marrones del mobiliario y lo intensificamos destacando un color amarillento sobre la estancia. Si observas las siguientes opciones, vas a saber cuál es la adecuada para tu estilo de decoración y la función que destinas a dicha habitación.

La luz fría nos estimula y nos mantiene alerta y despiertos, por ello es recomendada en oficinas, despachos y salas de estudio como iluminación general. Si iluminamos con luz blanca, obtendremos un tono más frío y resaltaremos los verdes y azules de la sala.

Como recomendación final, la luz siempre debe ser suave, evitando deslumbramientos o pero evitando que haya deficiencia en la iluminación.

En Lummi contamos con expertos que te pueden asesorar en tu proyecto, además de los mejores precios y variedad, visítanos en www.lummi.com.mx

 

Te cotizo por WhatsApp